viernes, 26 de junio de 2009

Propranolol: Un fármaco que elimina angiomas

Hace unos años el tratamiento de la úlcera de estómago era la cirugía pero desde que se descubrió la bacteria Helicobacter Pilori y su eliminación con fármacos esta cirugía prácticamente ha desaparecido. Quizá podamos decir lo mismo de los angiomas en los próximos años.

Recientemente se ha publicado en la prestigiosa revista científica New England Journal of Medicine un estudio realizado por un equipo frances donde demuestran, de una forma casual, que el uso de Propranolol (nombre comercial Sumial) en niños hace que los angiomas disminuyan enormemente de tamaño.

Los angiomas aparecen como “manchas rojas” en la edad infantil y su incidencia se sitúa alrededor del 10% de los niños en el primer año de vida. El 60% de ellos aparece en la cara. Los tratamientos de los que disponemos en la actualidad son básicamente los corticoides, el láser y la cirugía. De hecho tenemos una unidad de angiomas en la Clínica Ruber donde los tratamos con diferentes láseres.

A raíz del estudio con Propranolol oral los dermatólogos hemos ido probando este fármaco en niños y el resultado ha sido sorprendente: una mejoría espectacular del los angiomas sin efectos secundarios de ningún tipo.

Estamos a la espera del resultado de numerosos estudios que se están haciendo en la actualidad para concretar dosis, pruebas complementarias a realizar, tiempo de tratamiento, etc.

miércoles, 17 de junio de 2009

¿ES BUENA LA MESOTERAPIA CON VITAMINAS PARA LA PIEL?

Últimamente se puede leer en revistas femeninas que la inyección de vitaminas rejuvenece y proporciona una piel más luminosa. Se recomienda una sesión al mes y las inyecciones se realizan en la cara, escote y manos. Hay quien incluso las usa para el cuerpo, en el tratamiento de flaccidez y celulitis.

En este sentido me gustaría comentar lo siguiente:


  • No hay ningún estudio científico realmente serio que confirme que una combinación de vitaminas de forma inyectada tenga algún efecto beneficioso sobre la piel.

  • Sí hay estudios publicados que demuestran que la inyección de vitaminas no es superior a la inyección de suero (placebo). Se postula que las múltiples inyecciones producen cicatrices microscópicas que hacen que se genere colágeno nuevo. Por tanto es más el trauma físico de la inyección que el efecto de las vitaminas lo que produce la mejoría de la piel.
  • En EEUU, país líder en la investigación de las técnicas dermocosméticas antiedad, los dermatólogos no usan vitaminas inyectadas.

  • Curiosamente la mayoría de las combinaciones de vitaminas llevan ácido hialurónico, que sí tiene un efecto hidratante de la piel y su inyección sí ha demostrado producir una piel más luminosa al tener gran capacidad de retener agua.

  • Los tratamientos antienvejecimiento, como el resto de los tratamientos médicos, deben basarse en estudios científicos serios. El utilizar un “cocktail” de vitaminas (en ocasiones más de 20 distintas) sin saber con seguridad la función de cada una ellas al ser inyectada no es muy científico. Imagínense que tratemos una neumonía con un “cocktail” de antibióticos que desconocemos su función.

Por todo ello, y aunque no sea muy popular decirlo, nosotros no usamos vitaminas inyectadas, a pesar de ser la moda. Los productos que se inyectan en la piel tanto para tratamientos médicos (como los corticoides) como para los tratamientos estéticos (toxina botulínica, ácido hialurónico, etc) deben tener detrás una base científica que demuestre su eficacia y su seguridad.

martes, 9 de junio de 2009

¿Es normal que los lunares cambien en el embarazo?

Existe una creencia generalizada, incluso entre los dermatólogos, de que durante el embarazo con frecuencia crecen los lunares. Sin embargo este hecho no está tan claro. Sí es cierto que durante el embarazo pueden aparecer venitas, angiomas, manchas hormonales (melasma), pigmentación en el abdomen, fibromas en cuello, estrías, etc.

En un estudio publicado recientemente en la revista de la Academia Americana de Dermatología se ha demostrado que no es normal que los lunares cambien durante el embarazo.

Por ello las personas embarazadas que noten cambios significativos en los lunares deben acudir a su dermatólogo para valorar la posibilidad de extirparlo y analizarlo ya que podría tratarse de un melanoma. Y como siempre insistimos, el mejor tratamiento del melanoma es el diagnóstico precoz.

miércoles, 3 de junio de 2009

¿Las estrías tienen tratamiento?

Las estrías suelen producirse en zonas donde ha habido distensión de la piel, como puede ser el embarazo, sobrepeso o el mismo crecimiento normal de una adolescente. Su tratamiento es muy difícil ya que no existe ninguno que realmente sea espectacular. De hecho las cremas antiestrías no tienen ninguna utilidad. La única crema que ha demostrado un pequeño efecto es el ácido retinoico (Retirides, Vitanol) que aplicado con precaución (noches alternas) puede mejorarlas un poco.

Recientes investigaciones han demostrado que la combinación del calentamiento a 60 ºC de la parte profunda de la estría seguido de múltiples perforaciones microscópicas superficiales consigue mejorar las estrías, tanto rojas (recientes) como blancas (de larga evolución), en un 40% después de 4 sesiones.

Nuestro protocolo consiste en:

  • Se limpia la zona a tratar. En personas sensibles se puede aplicar una crema anestésica 2 horas antes.
  • Se calienta la dermis profunda de la estría a 60 ºC con un sistema de radiofrecuencia Accent durante 10 minutos para generar nuevo colágeno y tensar la zona.
  • Posteriormente se realizan múltiples microperforaciones hasta dermis superficial para producir renovación de las capas superficiales de la estría.
  • Por último se aplica un antiséptico en la zona para evitar infecciones.
Nuestra unidad de dermatología ya realiza este nuevo tratamiento contra las estrías, denominado Estrías Flash. El tratamiento dura de 15 a 20 minutos. El dolor es mínimo. La zona queda enrojecida durante 1 o 2 días, pudiendo tomar el sol a la semana del tratamiento. La frecuencia del tratamiento es cada 2 semanas y se recomienda un mínimo de 4 sesiones.