¿EL PROPECIA PRODUCE IMPOTENCIA?

Hasta hace poco no existía ningún tratamiento realmente efectivo para la alopecia androgenética masculina, el tipo de pérdida de pelo más frecuente en el varón. Hace 25 años surgió un fármaco tópico (de uso externo) llamado MINOXIDIL que demostró que era seguro y eficaz en el tratamiento de esta pérdida de pelo, aunque los resultados no eran espectaculares. 

Pero hace alrededor 15 años surgió un fármaco que revolucionó el manejo de este tipo de pérdida de pelo en varones: el finasteride (nombres comerciales Propecia, Alocare, etc). Este fármaco ya se usaba en dosis mayores para personas que tenían la próstata aumentada (hiperplasia prostática).

El uso de finasteride no sólo prevenía la caída de pelo en pacientes con alopecia androgenética sino que ¡salía pelo! Pero tenía un problema: al igual que el minoxidil hay que continuar el tratamiento de por vida. Y uno de los efectos secundarios de los que se hablaba mucho en la red era que podía producir impotencia. Hay incluso foros dedicados específicamente a hablar de los efectos secundarios del finasteride.

Pues hay buenas noticias. Acaba de publicarse un estudio en la prestigiosa revista BRITISH MEDICAL JOURNAL que demuestra que el finasteride no produce impotencia, ni a la dosis que se usa en alopecia androgenetica (1 mg) ni a dosis superiores que se usan para la hiperplasia prostática (5mg).

En este estudio se analizan los porcentajes de impotencia en pacientes que toman el fármaco frente a los que no lo toman y se demuestra que el porcentaje de pacientes con impotencia no es mayor en el grupo que toma finasteride a dosis bajas o altas frente al que no toma nada.

Hoy la dermatología moderna aporta soluciones seguras y eficaces a los problemas de alopecia tanto en hombres como en mujeres. El más frecuente es la alopecia androgenetica, que tiene un factor hormonal y un factor hereditario o genético. Este fármaco, el finasteride, ahora empezamos a utilizarlo en casos específicos de alopecia androgenetica en mujeres con interesantes resultados.

Siempre ha habido mucha charlatanería y poca ciencia en el tema de la pérdida de pelo. Hay anuncios antiguos donde en las instrucciones del crecepelo se advertía que si la cantidad de pelo que salía fuera excesiva se dejara inmediatamente de aplicar el producto. O este cartel donde se destaca que “el que es calvo es porque quiere”. El mensaje es que si tienes un problema capilar, lo primero que tienes que hacer es acudir a tu dermatólogo para QUE HAGA UN DIAGNÓSTICO DE TU PROBLEMA, y en función del diagnóstico plantear un tratamiento adecuado.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Embarazo e Isotretinoina

LAS CREMAS ANTIENVEJECIMIENTO: ¿CIENCIA O MARKETING?

DERMATÓLOGO MADRID: COMO CUIDAR LA PIEL A PARTIR DE LOS 40. LOS 10 CONSEJOS DEL DERMATÓLOGO