miércoles, 26 de enero de 2011

Verdades y mentiras sobre el acné

El acné es una de las enfermedades que con mayor frecuencia vemos en nuestra consulta. Y lo cierto es que es de las pocas enfermedades cutáneas inflamatorias que los dermatólogos podemos curar en la mayoría de los casos.

Existen una serie de mitos en relación al acné:


1. El acné no es una enfermedad: falso. Aunque no es una enfermedad que ponga en riesgo físicamente la vida de las personas puede afectarlas psicológicamente de manera muy importante disminuyendo mucho su calidad de vida y afectando a su integración social. Además las cicatrices secundarias pueden ser muy inestéticas y difíciles de tratar.


2. El acné se produce por una dieta inadecuada: falso.Estudios científicos extensos y serios no han encontrado una relación entre la dieta y el acné. Siempre es recomendable realizar una dieta variada y equilibrada aunque si el acné es tratado correctamente no hay necesidad de preocuparse por la alimentación.


3. La isotretinoina oral (antiguo Roacután) es una medicina muy peligrosa y solo debe reservarse para casos muy graves: falso. La isotretinoina oral es un fármaco con una eficacia de curación cercana al 100%, y a largo plazo de alrededor del 70%. Durante el tratamiento es fundamental no beber alcohol y en el caso de mujeres no quedarse embarazada. Hoy se utiliza dosis mucho más bajas con muchos menores efectos secundarios.


4. El acné se produce por una higiene pobre: falso. Si crees esto y lavas tu piel demasiado frecuentemente y con productos agresivos tu acné empeorará. Sí se debe realizar una limpieza de la piel pero de forma correcta, utilizando productos suaves adecuados para cada tipo de piel.


5. El acné desaparece espontáneamente: falso. Si bien hay acnés leves que pueden resolverse espontáneamente no es lo habitual. Además es importante realizar un tratamiento correcto de forma precoz para evitar la aparición de marcas permanentes.


6. El acné solo afecta adolescentes: falso. Con gran frecuencia vemos brotes de acné en mujeres de 30-40 años debido a causas hormonales. La eficacia de los tratamientos también es muy alta en estas edades.

martes, 18 de enero de 2011

MEJORAR LOS PARPADOS SIN CIRUGÍA

Una consulta muy frecuente en dermatología estética es cómo mejorar los párpados. Hasta hace poco la única alternativa era la cirugía, es decir, la blefaroplastia. Hoy hay una alternativa no agresiva muy interesante: usar el ácido hialurónico como “voluminizador”.

El ácido hialurónico se utiliza desde hace muchos años para rellenar arrugas, es decir, desde un punto de vista bidimensional. Hoy lo utilizamos para “voluminizar”, es decir, en tres dimensiones, para poder recuperar el volumen perdido. Por ello es un tratamiento estrella para dar volumen alrededor de los ojos, boca, mejilla y sienes fundamentalmente, obteniendo un resultado natural.

Su uso en las cejas es muy interesante. Con la edad las cejas van perdiendo volumen, marcándose una “sombra” entre las cejas y los párpados. Si rellenamos con ácido hialurónico las cejas conseguimos “iluminar” la zona de alrededor de los párpados, consiguiendo unos ojos más rejuvenecidos. Es una técnica sencilla, segura y que requiere muy poco volumen para obtener un buen resultado.Antes de la infiltración de ácido hialurónico en las cejas el párpado superior aparecía “hundido”.

Al infiltrar ácido hialurónico en las cejas el párpado superior se ilumina, obteniéndose una mirada más rejuvenecida.
El uso del ácido hialurónico para recuperar el volumen perdido en la cara ha revolucionado las técnicas estéticas mínimamente invasivas. En ocasiones esta técnica no solo puede evitar la cirugía sino que puede obtener resultados que la cirugía no puede lograr. Las cirugías por lo general “tensan” la piel, pero no dan volumen, obteniendo como resultado una cara sin arrugas pero sin naturalidad. Por otro lado el ácido hialurónico, al ser reabsorbible , no produce esas caras deformadas que encontramos cada vez con más frecuencia.

Por ello el uso prudente, sutil y científico de acido hialurónico puede ayudar a nuestros pacientes a envejecer con elegancia y discreción.

Una alternativa también no quirúrgica a esta técnica es el uso de la radiofrecuencia en párpados, el nuevo Thermage palpebral. Ya escribiré un post sobre esta nueva técnica próximamente.

Más información

martes, 11 de enero de 2011

CONFERENCIA EN EEUU

Estoy preparando una charla que voy a dar en el próximo Congreso de la Academia Americana de Dermatología que se celebrará en Nueva Orleans. El título de la conferencia será: “Tratamiento global del envejecimiento facial combinando toxina botulínica y ácido hialurónico: experiencia en una consulta europea”.


En este congreso anual donde se reúnen más de 10.000 dermatólogos de todo el mundo, fundamentalmente americanos, se presentan las novedades científicas más importantes en el campo de la dermatología médica, oncológica y estética.


La toxina botulínica es un relajante muscular que actualmente se utiliza en estética no para eliminar arrugas sino para conseguir “refrescar” la expresión, manteniendo los gestos del paciente. Para conseguir esa naturalidad tan buscada en los pacientes las pautas a seguir son:


- tratar la cara de forma global, no por zonas

- usar menos dosis de las recomendadas en los libros, pero con más puntos de inyección

- conseguir el efecto “lifting” relajando los músculos depresores de la cara

- no pretender conseguir resultados espectaculares en la primera sesión


Por otro lado el ácido hialurónico se ha convertido en la sustancia de relleno estrella tanto por su naturalidad como por su seguridad. Hace pocos años se utilizaba para “rellenar” arrugas. Hoy se inyecta más profundo para conseguir dar volumen a una zona que lo ha perdido (alrededor de los ojos, de la boca, etc). Este efecto “voluminizador” ha revolucionado el uso de los rellenos, consiguiendo resultados naturales sin efectos secundarios.


La combinación de la toxina botulínica con el ácido hialurónico se ha convertido en el eje de la prevención y tratamiento del envejecimiento facial. Los pacientes demandan técnicas seguras y eficaces, pero que no tengan período de recuperación prolongado. Esta combinación de tratamiento se denomina en EEUU “Rejuvenecimiento de la hora del lunch” ya que permiten incorporarse al paciente a su vida normal inmediatamente.


Describiré la “técnica mediterránea” para conseguir mediante esta combinación de tratamientos unos resultados más naturales. El uso prudente y científico de estos tratamientos puede ayudar a nuestros pacientes a envejecer con elegancia y discreción.


Por último hablaré del futuro del rejuvenecimiento facial no quirúrgico. También describirá el uso de las nuevas toxinas botulínicas, los nuevos ácidos hialurónicos, la toxina botulínica en crema, y el criobotox (relajación del músculo mediante el frío).


Todos estos tratamientos no invasivos podrán retrasar y en muchos casos evitar muchas agresivas cirugías estéticas.


Más información

sábado, 1 de enero de 2011

LA ASPIRINA PREVIENE EL CANCER

Aunque este blog trata novedades dentro de la Dermatología no quiero dejar pasar por alto un estudio que acaba de ser publicado en la prestigiosa revista científica “The Lancet” sobre la eficacia de la aspirina (acido acetil salicílico) para prevenir varios tipos de cáncer.

El papel protector de la aspirina frente a algunos tipos de tumores se sospecha desde hace años, sobre todo en el caso de los tumores colorrectales. Sin embargo, es la primera vez que un análisis muestra una reducción de la mortalidad de al menos un 20% en cáncer de esófago, páncreas, cerebral, pulmonar y gastrointestinal.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford y de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (ambas en Reino Unido), ha revisado los resultados de ocho ensayos clínicos sobre los beneficios de aspirina, que incluyeron a más de 25.000 pacientes.

En estos trabajos se comparaba la evolución de los pacientes que tomaban a diario 75 mg de aspirina (un comprimido para adultos de aspirina contiene 500 mg). El efecto protector se podía apreciar con claridad a los 5 años de tratamiento.

Los investigadores subrayan que la aspirina no está exenta de riesgos (las hemorragias gastrointestinales y cerebrales son las más conocidas), y sus conclusiones no suponen que cualquiera deba comenzar a automedicarse a raíz de estos resultados. Pero yo he empezado a tomar Adiro 100 todos los días.

Y aunque el estudio no entra a valorar los mecanismos específicos que podrían explicar este fenómeno, todo indica que la acción del ácido acetilsalicílico contra el cáncer se produce a través de su acción antiinflamatoria, puesto que cada vez se conoce mejor el papel de la inflamación de los tejidos (y de moléculas como las prostaglandinas) en la aparición de tumores malignos.

Los resultados del estudio son muy relevantes. Hasta ahora no existía ningún fármaco que tomado de forma preventiva pudiera evitar la aparición de determinados tumores. Parece que la aspirina, un veterano fármaco, tiene muchas más aplicaciones de las que se pensaba. En el dicho en ingles sería: “An aspirin a day keeps the cancer away”.

Leer el artículo