¿LA MARIHUANA ES BUENA PARA LA PIEL?


El otro día un amigo con cáncer de piel me envío un artículo que aseguraba que la marihuana era un fantástico remedio para tratar el cáncer de piel, y que esta sustancia tenía prodigiosos efectos para mejorar muchas enfermedades de la piel.

Lo primero que hay que decir es que no todo lo que se publica sobre ciencia es verdad. Un ejemplo es internet, donde hay muchas páginas que no están sometidas a ningún control científico y prometen soluciones milagrosas a muchas enfermedades. Pero también hay muchas publicaciones pseudocientíficas en papel, que realizan aseveraciones científicas sin ningún rigor.

Os quería dar unos datos importantes para aclarar términos. El compuesto activo que produce euforia en el cannabis es el TETRAHIDROCANNABINOL (THC). Pero el cannabis es una planta muy compleja que tiene más de 500 compuestos químicos diferentes además del THC. Cuando hablamos de Cannabis o Marihuana nos referimos a las flores secas de ejemplares hembra de la planta cannabis, que tienen entre un 3 y un 22% de THC. A la resina que se produce a raíz de las flores de la planta del cannabis hembra la llamamos HACHÍS.  Según la ONU el cannabis es la droga ilegal más utilizada en el mundo, y hay datos de su uso 3000 años antes de Cristo.

Recientemente se ha publicado un artículo muy interesante sobre el uso del cannabis en dermatología en la revista de la AMERICAN ACADEMY OF DERMATOLOGY  En este artículo se destaca que 1 de cada 10 consumidores de cannabis en EEUU lo hace con fines médicos. Aunque existen mucha controversia en el uso médico del cannabis, hay estudios que sugieren que podría utilizarse para controlar el dolor crónico, la espasticidad, la anorexia y las náuseas.

Con respecto a la dermatología parece claro que fumar marihuana es perjudicial para la piel.  El humo de la marihuana tiene más de 33 químicos cancerígenos y parece que acelera el proceso de envejecimiento de la piel. Sin embargo, se ha demostrado que los queratinocitos (las células de la epidermis) expresan receptores cannabinoides a través de los cuales estas sustancias pueden ejercer una acción antiinflamatoria. Se ha investigado el uso de productos tópicos con sustancias cannabinoides que pueden ser de utilidad para el tratamiento de la piel seca, el picor o prurito, la dermatitis atópica, la dermatitis de contacto alérgica y otras enfermedades eccematosas.

En conclusión, existe una relación del cannabis con la barrera cutánea y el sistema inmune que puede tener utilidad terapéutica en diversas enfermedades cutáneas. Sin embargo, su uso terapéutico está aún por dilucidar y son necesarios estudios con mayor evidencia científica acerca de la utilidad, eficacia y seguridad de productos tópicos con sustancias cannabinoides. 

Si os queréis saber más sobre el uso médico de la marihuana os recomiendo esta charla TED




Comentarios

Entradas populares de este blog

Embarazo e Isotretinoina

DERMATÓLOGO MADRID: COMO CUIDAR LA PIEL A PARTIR DE LOS 40. LOS 10 CONSEJOS DEL DERMATÓLOGO

MÁS INFORMACION SOBRE LA CRIOLIPOLISIS