domingo, 21 de octubre de 2012

NOVEDADES EN CANCER DE PIEL


Acabo de regresar del congreso internacional sobre “Avances científicos en Dermatología Oncológica” que ha tenido lugar en Valencia. Los ponentes venían de varios centros americanos y europeos de gran prestigio. El nivel del congreso ha sido impresionante.

Se ha hablado de todo tipo de cáncer cutáneo. En relación a los epiteliomas espinocelulares, que aparecen en personas que han tomado mucho el sol, destacaron que las zonas de alto riego son LOS LABIOS, LAS OREJAS Y LAS SIENES. Es decir, tenemos que FOTOPROTEGER ESTAS 3 ZONAS ESPECIALMENTE.

También presentaron buenos resultados en el tratamiento del epitelioma basocelular con la CRIOINMUNOTERAPIA, es decir, la realización de crioterapia y posteriormente aplicación de una crema con Imiquimod (Aldara).

En relación al tratamiento de cáncer y precancer de piel sin cirugía (Terapia Fotodinámica) presentaron una novedad interesante y es el uso de luz solar (daylight) en vez de lámpara. Hasta ahora, 3 horas después de aplicar la crema Metvix en las lesiones del paciente, usamos una luz roja durante 10 minutos para activar el fármaco y destruir las células malignas, técnica que es bastante dolorosa, sobre todo en la cara y cuero cabelludo. La novedad es que presentaron estudios donde usaban luz solar (daylight) para activar el fármaco. Media hora después de aplicar la crema mandan al paciente que esté en el exterior pero a la sombra durante 2 horas. Los efectos son los mismos que con la luz roja Y NO HAY DOLOR. Interesante. Aunque el hecho de que el médico no controle el tratamiento puede llevar a que se produzcan quemaduras y otras complicaciones. El sol que produce las lesiones, posteriormente las cura. Interesante paradoja.

En relación a las queratosis actínicas (lesiones precancerosas que degeneran en epitelioma espinocelular hasta en un 20% y que son producidas por la radiación UVB) el Dr Guillén repasó todos lo tratamientos actuales y habló del nuevo Diclofenaco (Soralaze), y de 3 productos nuevos que saldrán en unos meses:

  1. el ingenol mebutato que tiene la ventaja de necesitar SOLO 3 APLICACIONES, 
  2. el nuevo imiquimod a concentración más baja (3,75), y 
  3. el nuevo 5 fluoracilo al 5% con acido salicílico al 10%. 
Novedades muy interesantes que nos permitirán COMBINAR tratamientos para mejorar las lesiones de nuestros pacientes.

También se habló de los nuevos fármacos para el tratamiento del epitelioma basocelular agresivo o recidivante, el VISMODEGIB. Es eficaz, incluso curativo en algunos casos. El mayor problema es que es muy caro. Probablemente nos permita tratar pacientes con tumores muy agresivos que son inoperables, y hacerlos operables.

Yo coordiné una mesa de cirugía de Mohs, donde hablaba un dermatólogo americano de Oklahoma, el Dr. Carlos García, experto en la técnica. Definitivamente la cirugía con control microscópico de Mohs es el mejor tratamiento del cáncer de piel tipo epitelioma ya que produce los mejores resultados oncológicos (quita todo el tumor al hacerlo con control microscópico) y los mejores resultados estéticos (no quita nada más que el tumor).

También repasaron las novedades en linfomas cutáneos, sarcomas, melanoma, tratamientos oncológicos personalizados, etc. La oncología cutánea es un mundo apasionante donde el dermatólogo actualizado tiene la oportunidad de ayudar mucho a este tipo de paciente oncológico.

El congreso ha sido coordinado por los Dres. Carlos Guillén, Onofre San Martin y Rafael Botella. Son dermatólogos del la Fundación Instituto Oncológico Valenciano (IVO), centro donde se practica probablemente la mejor oncología cutánea de España. El Dr.Carlos Guillén, jefe de Dermatología del IVO, es un dermatólogo especialmente brillante al cual admiro mucho y además es un gran gestor de talentos. De él hemos aprendido muchos dermatólogos españoles y de otros países.
*

martes, 9 de octubre de 2012

QUE NO TE TOMEN EL PELO

No son pocos los pacientes frustrados, desanimados y en ocasiones deprimidos como consecuencia de los efectos devastadores a nivel emocional de ciertas patologías de cabello y cuero cabelludo. A los diagnósticos erróneos y los resultados desesperanzadores que ofrecen ciertos tratamientos, se une la sensación de incomprensión por parte de los especialistas, que a menudo se ven incapaces de dar una respuesta eficaz al problema. Por ello hemos creado una Unidad de Transtornos Capilares, dirigida por la Dra. Gloria Garnacho, experta dermatóloga/tricóloga, donde desde hace 6 meses diagnosticamos y tratamos pacientes, tanto adultos como niños, con patologías del pelo: alopecias hormonales androgeneticas, por estrés, alopecia areata, cicatriciales, efluvios, etc.

He aquí la verdad sobre 10 clásicos mitos relacionados con el cabello.

1.- EL CABELLO GRASO DEBE LAVARSE LO MENOS POSIBLE

Falso. El pelo debe lavarse siempre que esté sucio y si es necesario a diario. De hecho un pelo con mucha seborrea puede conducir a patologías y promover infecciones. Lo que no se debe de hacer es ser muy agresivo con el lavado. La seborrea capilar se elimina con gran facilidad con champúes de uso diario.

2.- CUANDO EXISTEN PROBLEMAS DE CAIDA, EL CABELLO DEBE LAVARSE Y PEINARSE LO MENOS POSIBLE, YA QUE ESTAS ACCIONES ESTIMULAN LA CAIDA

Falso. El pelo que se cae con el lavado y el peinado es pelo en fase de caída que está suelto en el folículo y se va a caer de todas formas. Salvo peinados muy agresivos, la tracción realizada sobre el folículo tanto en el lavado o peinado no es suficiente para arrancar los cabellos en fase de crecimiento.

3.- LOS PRODUCTOS CAPILARES (TINTES, LACAS, ETC) SON PERJUDICIALES PARA EL CEABELLO

Falso. Los productos químicos tipo tintes, espumas, lacas, gominas…pueden utilizarse en su justa medida, sin abusos y siempre que sean productos suaves y no agresivos. Los productos siliconados tan de moda previos a la utilización del secador o las planchas de peinado, podrían ser beneficiosos siempre que no se empleen en grandes cantidades

4.- ALGUNOS NUTRICOSMÉTICOS REVITALIZAN EL CABELLO

Falso. A pesar de que vivimos un bombardeo de publicidad para que tomemos productos orales para mejorar el pelo y la piel, no está demostrado que en personas con una adecuada dieta ejerza grandes efectos beneficiosos.

5.- EL CHAMPÚ PARA CABALLOS; LO MEJOR PARA EL CABELLO

Falso. Los champúes para animales están especialmente formulados para ellos y no debería utilizarse en humanos ya que podrían contener insecticidas y otros componentes para el mantenimiento y tratamiento de parásitos que puedan ser perjudiciales para el hombre. La biotina que contienen no logra traspasar la piel.

6.- ALGUNOS CHAMPÚS FRENAN LA CAIDA DEL CABELLO

Falso. No existe ningún champú anticaída. Los champúes actúan en la calidad cosmética del pelo, pero nada más. La biotina que contienen NO PENETRA LA PIEL por lo que no tiene ningún efecto terapéutico y por tanto NO EVITA LA CAIDA DEL CABELLO

7.- EL ESTRÉS Y EL TABACO NO INFLUYEN EN SU CALIDAD LA CALIDAD

Falso. En períodos de estrés, el pelo en fase de crecimiento entra de forma prematura en la última fase del ciclo del cabello produciendo una caída exagerada y una disminución en el grosor de la fibra capilar. Además el estrés y el tabaco pueden producir vasoconstricción de los vasos sanguíneos existentes en el bulbo capilar disminuyendo el aporte de nutrientes del cabello.

8.- CORTAR EL CABELLO ESTIMULA EL CRECIMIENTO

Falso. No está demostrado que por cortar el pelo se revitalice su crecimiento.

9.- EL ÚNICO TRATAMIENTO EFICAZ CONTRA LA ALOPECIA ES EL TRASPLANTE CAPILAR

Falso. Existen múltiples tratamientos médicos no quirúrgicos para los distintos tipos de alopecias. La más frecuente, que es la alopecia androgenetica, puede tratarse con minoxidil y distintos antiandrógenos (finasteride en hombres y ciproterona o espinolactona en mujeres).

10.- EL LÁSER Y LAS INYECCIONES DE VITAMINAS Y FACTORES DE CRECIMIENTO SON EL TRATAMIENTO IDEAL CONTRA LA CAÍDA

Falso. Ahora está de moda el uso de láser e inyecciones de plaquetas en cuero cabelludo. Hasta el momento no hay estudios científicos que demuestren que estos tratamientos son muy eficaces, aunque es posible que en un futuro se encuentren protocolos más efectivos.

Si quieres más información entre en Clínica Dermatológica Internacional.

jueves, 4 de octubre de 2012

NOVEDADES PARA PACIENTES CON LUPUS

Uno de los privilegios de ser médico es tener la oportunidad de aprender de los pacientes. Quería compartir hoy información que me ha dado una paciente en relación al lupus eritematoso.

Recientemente diagnosticamos en la consulta a una mujer de lupus eritematoso por unas lesiones cicatriciales enrojecidas que tenía alrededor del ojo.

En la revisión, la paciente me comentó que se había puesto en contacto con la Lupus Fundation americana, y le había contestado inmediatamente una especialista en lupus a todas sus dudas (si se podía teñir la cabeza, si podía realizarse alguna técnica de dermatología estética para mejorar cicatrices, etc). Además la respuesta era en castellano. En esta web informan de los últimos descubrimientos en relación con esta enfermedad de una manera seria y rigurosa.

Por otro lado nosotros siempre recomendamos ropa de protección solar tanto para pacientes con lupus como para personas o niños que no deben tomar el sol. Pero los médicos a veces no nos damos cuenta que la mayor parte de esta ropa es excesivamente “surfera” para una mujer adulta. Por ello mi paciente me mostró alguna página (proteksol) donde vendían ropa de protección apropiada para adultos.

Como sabéis el lupus eritematoso es una enfermedad que con frecuencia afecta la piel de personas jóvenes, sobre todo mujeres, y empeora con el sol.

¿Por que se llama "lupus"? Se debe a que estas lesiones cutáneas, cuando no se trataban, en ocasiones se parecían a las mordeduras de lobo.

Las lesiones en piel suelen aparecer en las mejillas (en forma de "alas de mariposa"), el dorso de los dedos de las manos, y el escote, aunque puede afectarse cualquier zona de la piel.

El problema del lupus es que en ocasiones puede afectar otros órganos como las articulaciones, el riñón, los pulmones, etc. Pero muchos pacientes no desarrollan estas lesiones y solo presentan lesiones en piel, con lo que la evolución es muy benigna.

La causa es autoinmune, es decir, que las propias defensas del paciente se "equivocan" y destruyen células sanas del organismo.

Hoy existen tratamientos muy eficaces que si bien no curan la enfermedad, si la pueden "limpiar" o prevenir. El uso combinado de corticoides, antipalúdicos, fotoprotección e inmunosupresores ha hecho del lupus una enfermedad que se puede controlar en la mayor parte de los casos.

lunes, 1 de octubre de 2012

MI OPINIÓN SOBRE LA MEDICINA ALTERNATIVA

Diariamente veo pacientes que están siendo tratados con llamada medicina “natural” para distintas patologías. Me llama la atención que muchos de estos pacientes no tienen un diagnóstico adecuado e incluso están haciendo dietas y tomando remedios cuya eficacia no ha sido contrastada. La mayor parte de las veces no pasa nada, ya que los pacientes tienden a curarse espontáneamente. Voltaire decía que la medicina “es el arte de entretener a un paciente hasta que se cure por sí mismo”. Pero no se me olvida un paciente que tenía una úlcera en la lengua y acudió a un medico alternativo. Este le recetó unas hierbas y le cambió la dieta. Al cabo de unos meses de ver que la úlcera aumentaba acudió a nuestra consulta, pero ya tenía metástasis pulmonares.

Según una encuesta realizada recientemente en EE.UU., el 50% de la población utiliza algún tipo de medicina alternativa. Nunca la medicina ha sido más eficaz, y sin embargo existe un auge de las terapias alternativas. Estas mismas encuestas demuestran que la mayor parte de los usuarios de terapias alternativas son de raza blanca, alto nivel cultural, edad comprendida entre 25 y 50 años y de nivel económico alto.

¿Cuáles son las razones por las que este sector de la población cree en la efectividad de la medicina alternativa? Creo que son las siguientes:

1. Razón primera: La creencia generalizada de que lo “natural” es más seguro y no tiene efectos secundarios. Esta es una impresión falsa. Lo “natural” no está exento de efectos secundarios. Por ejemplo, algunos pacientes toman suplementos de vitamina E en altas dosis con la idea de prevenir el envejecimiento, o hierba ginkgo biloba para prevenir asma, vértigo, impotencia, demencia, etc. Ambos compuestos cuentan con importantes efectos anticoagulantes que pueden complicar determinadas técnicas quirúrgicas. Las vitaminas antioxidantes parece que disminuyen los efectos curativos de ciertas formas de quimioterapia y radioterapias, y existen casos descritos de intoxicación por plomo, arsénico y mercurio en personas que tomaban hierbas chinas e indias. Un estudio reciente sobre la composición de unas hierbas chinas, en principio eficaces en el tratamiento de la dermatitis atópica, reveló que la mayor parte de ellas contenía clobetasol, un potente corticoide, que utilizado de forma crónica puede producir atrofia de la piel y estrías.

Por otra parte no hay que olvidar que muchos fármacos que utilizamos en la medicina tradicional derivan de hierbas (la cortisona, la digoxina, muchos quimioterápicos, etc.) pero que han sido purificados, dosificados y adaptados para conseguir una determinada eficacia con unos efectos secundarios conocidos. Todo esto exige años de investigación y ensayos clínicos para asegurar no sólo la eficacia del fármaco, sino también su seguridad.

2. Razón segunda: todo el mundo conoce a alguien que habla maravillas de un tratamiento alternativo que le alivió o curó determinada dolencia. Cierto. Es curioso que cuando un paciente acude a un médico alternativo y no se cura, la reacción es que “ya sabía que no iba a conseguir nada”. Sin embargo, si el tratamiento alternativo tiene efectos beneficiosos la repercusión de la noticia en el entorno del paciente es notable.

Sin embargo cuando el paciente acude al médico “tradicional” y el tratamiento funciona, la noticia tiene mucho menos impacto, e incluso es considerado como un hecho normal.

Es decir, nuestro grado de “exigencia” es mucho menor cuando acudimos a una técnica alternativa.

Por otra parte, cuando se toma una medicación o se realiza alguna técnica terapéutica y se obtiene la curación en un breve periodo de tiempo, esto no prueba que el medicamento o la técnica sean eficaces. Hay otras dos posibles explicaciones: que la enfermedad ha curado por causas naturales (muchas enfermedades tienen un curso en “ciclos”), o incluso que la remisión se ha producido por causas naturales y el remedio la ha retrasado.

3. Razón tercera: el médico tradicional no hace mucho caso al enfermo. En muchas ocasiones es cierto. A veces los médicos tratamos bien la enfermedad pero nos olvidamos del enfermo. Una característica común a la mayor parte de la medicina alternativa es que con gran frecuencia dedica todo el tiempo que sea necesario al paciente. La medicina “tradicional” actual adolece de un exceso de especialización, sufre de trabas administrativas, de escasa dedicación al paciente, y quizás de excesiva tendencia a focalizar las energías del médico en la enfermedad, y no en el enfermo.

En ocasiones, el médico tradicional no se preocupa de cómo duerme el enfermo, de su estado anímico, de su dieta, de su situación familiar, etc... Simplemente hablar con el médico sobre las impresiones o incertidumbres acerca de la enfermedad puede ser de gran valor terapéutico.

Es cierto que en ocasiones el paciente encuentra en la terapia alternativa un alivio que puede aumentar enormemente su calidad de vida. De hecho, en prestigiosas universidades de EE.UU., tales como la Universidad de California en San Francisco o la de New York, entre otras, se están creando unidades donde se practica una medicina “integral”, valorando no sólo la enfermedad, sino también al enfermo.

Creo que no es bueno que el paciente tenga que elegir entre medicina tradicional y alternativa. La medicina moderna debe ser una medicina integral, en la que se emplee el rigor de la ciencia moderna, pero sin limitarse por un excesivo “cientifismo”. El paciente debe comprender que la medicina es capaz de curar algunas enfermedades, pero que existe una gran cantidad de males que el médico todavía no es capaz de controlar. El médico cura a veces, pero debe aliviar siempre, y es cierto que deberíamos cuidar más la “magia” de la relación médico-paciente, complementando las técnicas científicas médicas y quirúrgicas con una mayor dedicación e implicación con el paciente. En realidad, no existen enfermedades, sino enfermos. Lo que no es tolerable es que ante determinadas enfermedades crónicas o incurables, surjan oportunistas que utilizan técnicas no éticas en pacientes desesperanzados o mal informados.