lunes, 15 de noviembre de 2010

Celulas Madre. ¿Marketing o Realidad?


El otro día hablaba con un amigo cirujano plástico que estaba indignado con la gente que se aprovecha de forma no ética del auge de la investigación en células madres. Y os explico por qué.

Las células madres son sin ninguna duda el área de investigación en medicina con un futuro más prometedor en cuanto a posibilidades terapeúticas. Para nuestra fortuna se ha creado en Madrid en el Hospital universitario Gregorio Marañón un laboratorio impresionante, único en el mundo, para la investigación en esta área y en sus posibles aplicaciones médicas.

Las células madres son células capaces de multiplicarse y diferenciarse en otras células. Hasta hace pocos años estas células madres eran extraídas de fetos humanos, por lo que surgieron problemas éticos y religiosos sobre la conveniencia de realizar esta investigación. Pero recientemente se ha visto que existen células madre en la grasa, los dientes, el cerebro y la médula ósea. E incluso se ha conseguido transformar una célula de la piel en una célula madre. Por ello la fuente de células madres es enorme.

Cada vez oímos más hablar de tratamientos basados en células madres. Han aparecido cremas basadas en esta tecnología. Existen centros donde tratan enfermedades crónicas (parkinson y otras enfermedades neurológicas degenerativas) con células madre. Muchos centros de estética aseguran que te inyectan tus propias células madre, o sustancias que las activan, para rejuvenecer. En la gran mayoría de los casos se trata de mero marketing, sin ninguna base científica.

Hay especialidades como la traumatología o la cirugía máxilofacial, donde se tiene experiencia en esta tecnología para revitalizar determinados tejidos (hueso, cartílago, tendones, etc). El caso más conocido ha sido el de las rodillas de Rafa Nadal. A pesar de su uso cada vez más extendido hay especialistas que aseguran que se necesitan más estudios médicos para confirmar su eficacia. Pero en este campo parece que la experiencia sugiere que esta técnica funciona.

Recientemiente se ha descubierto que la grasa contiene múltiples células madre mesenquimales, es decir, que ya tienen algo de diferenciación, pero que tienen gran capacidad de regenerar tejidos. Por ello los “rellenos” en la cara de la propia grasa tienen resultados tan interesantes. En un futuro próximo podrían inyectarse estas células madre en un defecto quirúrgico (mastectomía) o traumático, y en teoría se podría regenerar el tejido perdido.


Pero daros cuenta de lo delicado que es el tema. Una célula madre puede convertirse en teoría en cualquier otra célula. Imaginarios que se convierte en una célula tumoral. De hecho las células cancerígenas tienen gran capacidad de dividirse, como las células madres. Por ello los conceptos células madre y cáncer siempre hay que tenerlos presente para que la investigación se haga de forma rigurosa y así no correr peligros innecesarios.

No hay duda que este campo tiene un futuro fascinante en medicina. Pero hoy las células madre tienen mínimas aplicaciones médicas demostradas en cuanto a eficacia y seguridad. Por ello estamos de enhorabuena por contar en Madrid con un centro como el que se ha montado en el Hospital Gregorio Marañón, donde se está estudiando esta tecnología de forma seria y rigurosa.

La investigación de hoy es la medicina del mañana. Y no es ético crear falsas expectativas a nuestros pacientes.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Últimos Avances en Dermatología

La dermatología cuenta con una tecnología fascinante que puede ayudar a nuestros pacientes con problemas cutáneos médicos como estéticos. Acabo de dar una conferencia sobre los principales avances en dermatología en un congreso dermatológico en Granada y quería compartir con vosotros mis conclusiones.

En relación al rejuvenecimiento facial podemos comentar las siguientes novedades:

- Los láseres fraccionados se han convertido en el eje del tratamiento para mejorar la calidad de la piel ya que, al tratar la piel de forma “fraccionada”, consigue resultados sorprendentes con un tiempo de recuperación rápido.

- La principal novedad es la aparición del Láser Fraxel Dual, que combina dos longitudes de onda distintas en el mismo tratamiento: la de 1550 que es la que más profundiza y mejora arrugas y cicatrices, y la de 1927, que es más superficial y mejora manchas y lesiones precancerosas (queratosis actínicas).

- La tendencia es a combinar tratamientos. Este año se han publicado estudios sobre terapia fotodinámica donde se realiza “microneeddling” (realizar múltiples pinchazos sobre la lesión) o incluso láseres fraccionados antes de aplicar el fotosensibilizante, para aumentar su penetración y conseguir mejores resultados en el tratamiento de cáncer de piel y en el rejuvenecimiento.

En relación al tratamiento de la flaccidez existen las siguientes novedades:

- Los nuevos sistemas de radiofrecuencia Thermage presentan unos aplicadores mucho mayores (16 cm2) para disminuir el dolor y aumentar la velocidad de tratamiento. También presenta aplicadores para mejorar la zona de los párpados sin cirugía. La ventaja de este sistema de radiofrecuencia es que no es doloroso y los efectos duran mínimo 3 años. Evidentemente los resutados no pueden compararse a los de la cirugía.

En relación a la eliminación de depósitos de grasa sin cirugía la técnica de la Criolipolisis se ha convertido en el tratamiento de elección. Debido a la mayor sensibilidad de las células grasas al frío la criolipolisis consigue eliminar de forma segura el 20% de la grasa tratada. No es un tratamiento para la obesidad sino para la grasa localizada en personas no obesas. Con los nuevos aplicadores se puede tratar todo el abdomen en una sola sesión o también zonas como los brazos o los muslos con más comodidad.

Con respecto al futuro, comentar 3 nuevos tratamientos que vendrán a nuestro país en los próximos años:

- Un fármaco (ATX-101) que al inyectarse en la grasa la elimina de forma segura. Los estudios en fase 3 se han realizado en la grasa de la “papada” y los resultados parecen sorprendentes. La comercializará Bayer Healthcare.

- Un nuevo sistema para eliminar el sudor a través de microondas llamado MiraDry, que parece seguro y eficaz, y con una duración superior a la toxina botulínica.

- Como alternativa a la toxina botulínica se va a utilizar el frío para relajar temporalmente la musculatura facial. El frío se utiliza desde hace años para disminuir la conducción nerviosa (dolor, etc). Los estudios realizados por Myoscience aportan resultados muy interesante para relajar músculos implicados en las arrugas de expresión mediante la inyección de agujas a -25ºC.

martes, 2 de noviembre de 2010

THERMAGE MADRID

Acaba de salir la nueva tecnología Thermage para mejorar la flaccidez sin cirugía.

La lucha contra la flaccidez sin cirugía no tiene soluciones milagrosas. La razón es que cuando la piel se “descuelga” el problema no es solo de la piel, sino de la grasa, el músculo y el hueso.

El tratamiento más utilizado en EEUU para mejorar la flaccidez sin cirugía es la nueva radiofrecuencia Thermage. Este nuevo sistema de radiofrecuencia Thermage que ofrece varias ventajas:

- Mejora la flaccidez sin cirugía ni inyecciones.

- Sólo necesita una sesión al año

- Después del tratamiento se puede volver a la rutina habitual.

- Se puede realizar en cualquier época del año.

- Se utiliza en cara, cuello, párpados, brazos, piernas, glúteos y abdomen

Estamos muy ilusionados con esta nueva tecnología. Somos sinceros con nuestros pacientes: no es un tratamiento milagroso. No funciona como el “Botox”, que elimina inmediatamente las arrugas de expresión, o el láser de manchas.

Nosotros ofrecemos la tecnología Thermage como una forma de “prevenir” que la piel se descuelgue. Los resultados no son espectaculares, pero no hay nada mejor sin cirugía. Y, para obtener mejores resultados recomendamos combinarlo con otras radiofrecuencias como el Accent.

Thermage emplea una tecnología patentada de radiofrecuencia que calienta con seguridad las capas profundas de la piel, estimulando el colágeno existente y generando nuevo colágeno. Después del tratamiento empiezan a observarse la mejoría y los efectos continúan mejorando durante 6 meses. Los resultados pueden durar años según cada persona. No se necesita ningún cuidado especial después de la técnica y el paciente se puede reincorporar a una vida normal inmediatamente.

Evidentemente el mejor tratamiento de la flaccidez es la cirugía. Pero para personas que no quieren operarse y que tengan unas expectativas realistas, el nuevo Thermage es un tratamiento interesante.

Fotos de antes y después.
'