sábado, 25 de julio de 2009

Cómo controlar los lunares para prevenir el melanoma

El cáncer de piel tipo melanoma sigue aumentando en España. En gente joven ya es la causa más frecuente de muerte después de los accidentes de tráfico. El mejor tratamiento es el diagnóstico precoz. Por ello los dermatólogos nos ponemos tan “pesados” en controlar los cambios de los lunares.

¿Cómo saber si un lunar es malo?


Sin embargo, a veces los cambios en los lunares son muy sutiles y difíciles de apreciar, tanto por la persona que los tiene como incluso por el dermatólogo que le examina. Otras veces el número de lunares es tan elevado que es prácticamente imposible controlarlos todos. De aquí la importancia de tener nuevas herramientas diagnósticas y de seguimiento que sean más objetivas para valorar estas lesiones.

Con la nueva técnica denominada dermatoscopia digital se obtiene de una forma no invasiva, apoyando únicamente una lente sobre la piel y usando un tipo de luz especial, una información adicional sobre las características del lunar como el color, la morfología, la simetría, la regularidad del borde, la distribución del pigmento, etc... Esta información no es posible obtenerla con la visualización directa con el ojo. Las características de estos lunares quedan registradas en un ordenador. De esta forma, en visitas posteriores, se pueden comparar los lunares entre sí y, con sofisticados programas, detectar cambios sutiles. Además este sistema tiene incorporado un programa nuevo que permite reconocer en pocos segundos la presencia de lunares nuevos respecto a anteriores revisiones. Al aplicar esta técnica se evitan cirugías innecesarias: hay lunares u otros tipos de manchas que clínicamente tiene mal aspecto pero que con la dermatoscopia se ve que son benignos. Se consigue por tanto realizar un diagnóstico clínico con mayor precisión.

Los factores de riesgo para padecer melanoma son: piel clara, muchos lunares, antecedentes personales o familiares de melanoma, y antecedentes de quemaduras solares en la infancia.

La Unidad de Dermatología de la Clínica Ruber acaba de adquirir el nuevo sistema Fotofinder que incorpora la última tecnología para facilitar el control y diagnóstico precoz del cáncer de piel.

domingo, 19 de julio de 2009

Acné en mujeres adultas

En ocasiones los pacientes piensan que el acné es una enfermedad que solo se ve en adolescentes. No es cierto. En nuestra consulta vemos muchas mujeres adultas con acné. Los datos son los siguientes:
- Una de cada 5 mujeres de más de 25 años tienen acné.
- A diferencia del acné del adolescente, el acné en la edad adulta es mucho más frecuente en mujeres.
- En muchas ocasiones la paciente no ha tenido acné en su juventud.
- La causa suele ser hormonal. Por ello se ven brotes de acné en mujeres que han dejado los anticonceptivos orales, o acné intensos en el embarazo y/o en la menopausia.
- Exfoliar mucho la cara puede ser perjudicial para el acné y empeorarlo.
- Comer chocolate no empeora el acné. En ocasiones tomar mucha leche de vaca puede producirlo, por su contenido en hormonas.
- Determinados cosméticos pueden empeorar el acné: cremas de protección solar resistentes al agua, champúes con mucho acondicionador, cremas hidratantes que no son libres de grasa, etc.
- El acné de la mujer adulta puede ser controlado por tu dermatólogo en más del 98% de los casos. El uso de cremas antiacné, antibióticos, peeling antiacné o isotretinoina oral es altamente eficaz para curarlo y evitar las cicatrices residuales.
- En caso de que existan cicatrices, éstas se pueden mejorar usando los nuevos láseres fraccionados (Fraxel, Pearl, etc)

miércoles, 15 de julio de 2009

¿Cuál es la mejor crema de protección solar?

En ocasiones resulta complicado decidir qué crema de protección comprar. La Academia Americana destaca cuatro puntos que hay que tener en cuenta:
- Factor de protección 15 o superior. Este factor indica la protección frente rayos ultravioleta B, que son los que producen la quemadura. Una protección 15 protege el 93% de los UVB mientras que un factor 30 protege el 97%. Es decir, NO EXISTE UNA CREMA CON PROTECCION TOTAL.

- Ya que el factor de protección solo indica la protección contra UVB, conviene usar una crema con protección de AMPLIO ESPECTRO, es decir que tenga protección también frente a rayos ultravioleta A. Hasta hace pocos años no se sabía que los rayos UVA eran peligrosos; hoy se sabe que penetran más en la piel, producen envejecimiento de la piel y también pueden producir cáncer de piel.

- Que sea RESISTENTE AL AGUA. Esto quiere decir que la crema permanezca en la piel después de que ésta se moje. A pesar de que la crema sea resistente al agua se debe de aplicar de nuevo después de nadar, ducharse o secarse con una toalla.

- Estar seguro que de que gusta el producto. Los dermatólogos decimos que la mejor crema de protección es la que le gusta al paciente. Da igual que sea loción, crema, gel, espuma, stick, spray, etc. Lo importante es que le guste al paciente y se la aplique.

Otros consejos:

- Es conveniente utilizar un producto para los LABIOS. Los dermatólogos vemos con frecuencia cáncer de labio y está producido en la mayor parte de los casos por el sol. Hay que proteger esta zona especialmente.

- Si se usa repelente de insectos, usarlo de forma separada. La crema de protección se debe reaplicar cada 2 horas y el repelente cada 6 horas. Por ello es mejor usarlos de forma separada y no los productos que ya contienen ambas sustancias.

- El maquillaje con protección tiene sus límites. Si se va a estar al sol más de 15 minutos es preferible usar debajo del maquillaje una crema de protección solar.

lunes, 6 de julio de 2009

SECRETOS ESTETICOS

5 SECRETOS SOBRE EL ACNE

  • El acné NO se produce por una higiene pobre. Si crees esto y lavas tu piel demasiado frecuentemente y con productos agresivos tu acné empeorará. Sí se debe realizar una limpieza de la piel pero de forma correcta, utilizando productos suaves adecuados para cada tipo de piel. El lavado vigoroso con jabones agresivos sólo conseguirá irritar la piel y empeorara el acné.

  • El acné NO se produce por una dieta inadecuada. Estudios científicos extensos y serios no han encontrado una relación entre la dieta y el acné. No hay ningún alimento que produzca o empeore el acné en todas las personas.

  • El acné SI es una enfermedad. Aunque no es una enfermedad que ponga en riesgo físicamente la vida de las personas puede afectarlas psicológicamente de manera muy importante disminuyendo mucho su calidad de vida y afectando a su integración social. Además las cicatrices pueden ser muy inestéticas.

  • El acné muchas veces NO desaparece espontáneamente. Si bien hay acnés leves que pueden resolverse espontáneamente no es lo habitual. Además es importante realizar un tratamiento correcto de forma precoz para evitar la aparición de marcas permanentes. Con los tratamientos disponibles hoy en día no hay razón para tener que aguantar el acné o correr el riesgo de aparición de cicatrices inestéticas.

  • El acné se cura casi siempre. De hecho es una de las pocas enfermedades que lo dermatólogos logramos curar en la mayor parte de las ocasiones.


EL COSMETICO SECRETO MÁS EFICAZ

Sin duda alguna una buena crema de protección solar. Una crema no puede mejorar la flaccidez ni eliminar una arruga profunda. Las cremas son complementarias a las técnicas dermocosméticas, pero su eficacia es limitada. La combinación ideal es usar protección solar por la mañana y combinar por la noche cremas con ácido retinoico (cuidado porque puede irritar), ácido glicólico y vitamina C. Y no gastarse mucho dinero en cremas…



3 SECRETOS PARA ENVEJECER MÁS DESPACIO

Hay 3 hábitos que nos harían tener un mejor aspecto físico: una comida sana, realizar deporte y evitar la exposición solar prolongada. Estas tres técnicas, que con diferencia son las más eficaces, no se hacen en la consulta del dermatólogo ni del cirujano plástico. Y sobre todo: no tener miedo a envejecer, ya que esa batalla la tenemos perdida desde el nacimiento.



2 SECRETOS A LA HORA DE INYECTARSE

Dos recomendaciones básicas a los pacientes que van a someterse a una infiltración para rejuvenecer. En primer lugar solicitar al médico la composición exacta del material que le va a inyectar. No es científico ni ético decir que es una mezcla de vitaminas. Ya ha pasado el tiempo de los “cócteles milagrosos”. En la medicina moderna, por seguridad y eficacia, un médico debe inyectar lo mismo en Madrid, Nueva York o Shangai. La medicina moderna se basa en protocolos científicos internacionales. La segunda recomendación sería cerciorarse de que le van a aplicar técnicas temporales. El envejecimiento es un proceso dinámico y lo que hoy queda bien, quizá dentro de 4 años no es adecuado o se ha desplazado; sin olvidar que las técnicas temporales pueden crear problemas temporales, mientras que las permanentes pueden producir problemas permanentes.