lunes, 14 de septiembre de 2015

DERMATITIS DE LAS MANOS: CÓMO SOLUCIONAR ESTE PROBLEMA TAN FRECUENTE E INVALIDANTE

El 10% de los españoles tienen dermatitis de las manos. Y en profesiones como peluqueros, limpiadoras o trabajadores de la salud el porcentaje puede subir al 30%. Es decir, estamos ante un problema muy frecuente en el que el dermatólogo puede ayudar mucho. Y en mi experiencia esta enfermedad hace sufrir mucho a los pacientes, disminuyendo de forma intensa su calidad de vida.


Lo primero quería dejar claro que los términos eccema y dermatitis son sinónimos.

Básicamente hay dos tipos de eccemas de las manos: los eccemas irritativos (los producen sustancias irritantes) y los eccemas alérgicos de contacto (el paciente se hace alérgico a determinados productos). Muchas veces es difícil distinguir entre estos dos eccemas y tenemos que realizar pruebas alérgicas de contacto (parches en la espalda para saber exactamente a qué compuesto es alérgico).

Hay otro tipo de eccema de manos que se llama DISHIDRÓTICO, y consiste en la aparición de pequeñas vesículas en la cara lateral de los dedos que en ocasiones exudan un “suero líquido” y pican mucho.

Muchos de estos eccemas se dan en personas atópicas, es decir, pacientes que tienen dermatitis atópica o alérgica a polen y otros alérgenos.

¿Qué hacer si se padece de dermatitis de las manos? Lo primero ir al dermatólogo. Nosotros recomendamos una serie de medidas preventivas como:

- usar siempre guantes de algodón para las labores que “irritan” la piel, pero el menor tiempo posible

- no realizar demasiada higiene de las manos, y siempre con jabones sin detergente

- hidratar constantemente las manos

- evitar anillos y joyas (se quedan sustancias en dichos materiales)

- usar el llamado CUIDADO DE LAS MANOS EN TRES ETAPAS: prehidratar la piel antes de cualquier actividad, lavar las manos inmediatamente después con jabones sin detergente, hidratar inmediatamente después. Los 3 pasos son importantes.


En relación al tratamiento decir que el dermatólogo dispone de muchas armas terapéuticas en función de la gravedad de las lesiones. En un principio recomendamos cremas con corticoides suaves o inhibidores de la calcineurina (Protopic, Elidel). Si el cuadro no responde usamos corticoides más potentes e incluso orales, fototerapia en consulta (el sol mejora mucho las dermatitis) y retinoides orales. En casos más graves recomendamos inmunosupresores como la ciclosporina y el metotrexate.

Las dietas especiales, incluso las que incluyen una dieta baja en niquel, no parecen tener ninguna eficacia.

En resumen, lo importante primero es que el dermatólogo haga un diagnóstico adecuado, tomar medidas profilácticas para prevenir el eccema, y tratarlo de forma adecuada para restaurar la barrera de la piel.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Estimados usuarios: Nuestro objetivo con este blog es ofrecer a los pacientes un sitio fiable dónde puedan encontrar información sobre los temas que les interesan o preocupan. Para garantizarles una información relevante, seria y honesta, verificamos todos los comentarios antes de publicarlos. Además, los médicos de nuestra clínica no siempre pueden responder los mensajes de forma inmediata. Y por último, les informamos que los comentarios que contengan cualquier mención a una página web, un nombre comercial o marca no serán publicados.