EL MEJOR TRATAMIENTO DE LA HIPERHIDROSIS: IR AL DERMATÓLOGO

El pasado viernes hablé en TVE sobre la sudoración.

El sudor es el mecanismo que tiene el organismo para regular la temperatura corporal, es decir, que cuando la temperatura corporal aumenta el organismo suda para enfriar nuestro cuerpo.

Pero en ocasiones se suda demasiado. Este fenómeno se llama hiperhidrosis. La hiperhidrosis puede tener 3 complicaciones:

- Favorece la aparición de infecciones en la zona húmeda.

- Empeora determinadas enfermedades de la piel como la psoriasis o los eccemas.

- Disminuye la confianza en uno mismo.

Conviene descartar enfermedades como la diabetes, hipotiroidismo, obesidad, menopausia, gota, etc. que puedan explicar la aparición de hiperhidrosis.

En los casos más graves el exceso de sudor provoca que las personas se vuelvan retraídas y rehuyan la actividad social evitando situaciones donde necesitan entrar en contacto con otros, pudiendo ser una causa de fobia social. También causa dificultad en la manipulación de papeles, lápices, botones, herramientas, equipos electrónicos o instrumentos de música. La necesidad de evitar el saludo de manos obliga a muchas personas a buscar tratamiento.

Puedes encontrar más información sobre la hiperhidrosis en nuestro decálogo sobre la hipersudoración.

La toxina botulínica ayuda en determinados casos a controlar temporalmente (de 6 a 9 meses) la hiperhidrosis.

Hoy existe un tratamiento innovador para la hipersudoración axilar que se denomina Miradry. Este tratamiento tiene las siguientes ventajas:

- efectos permanentes

- no hay necesidad de cirugía

- incorporación inmediata a la vida habitual.

En caso de hiperhidrosis lo correcto es acudir al dermatólogo para que valore el tratamiento más adecuado.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-manana/saber-vivir-sudoracion-verano/3205658/



Comentarios

Entradas populares de este blog

Embarazo e Isotretinoina

LAS CREMAS ANTIENVEJECIMIENTO: ¿CIENCIA O MARKETING?

DERMATÓLOGO MADRID: COMO CUIDAR LA PIEL A PARTIR DE LOS 40. LOS 10 CONSEJOS DEL DERMATÓLOGO