CHARLA DEL DR. PIZARRO SOBRE MELANOMA

El Dr. Ángel Pizarro, que dirige nuestra unidad de prevención y diagnóstico precoz del melanoma, ha dado una conferencia en la Clínica Dermatológica Internacional sobre las novedades en la prevención de este cáncer de piel.
Los tres puntos más destacados de su charla fueron:
  • La frecuencia del melanoma está aumentando. En Inglaterra ha aumentado 5 veces desde 1970. En EEUU, el melanoma es el segundo tumor más frecuente en varones de entre 30 y 50 años y el más frecuente en mujeres de entre 20 y 40 años. Es decir, algo estamos haciendo mal.
  • El factor de riesgo externo y evitable más relevante es la exposición solar intensa e intermitente, asociada a quemaduras solares. Es decir lo que produce el melanoma no es la exposición crónica al sol, sino la intermitente con quemaduras.
  • Hacer mapa de lunares (dermatoscopia digital) es un recurso potente y preciso para reducir la incidencia y la mortalidad de este tumor, pero la población no tiene la adecuada información sobre este recurso.

El Dr. Pizarro comenzó la charla relatando que en 1985 A. Bernard Ackerman, un dermatopatólogo muy famoso en EEUU, publicó un editorial en el Journal of the American Academy of Dermatology con el sugerente título “Nadie debería morir de melanoma”.

El objetivo parecía alcanzable. El melanoma es detectable en nuestra piel a simple vista y también los son algunos lunares atípicos e inestables precursores de melanoma. Conocemos muy bien y podemos evitar a su principal agente causal: las quemaduras solares. Sin embargo, casi 30 años después este objetivo se muestra inalcanzable e incluso los datos en referencia al melanoma son peores que lo observado con otros tumores de etiología más compleja y diagnóstico precoz más difícil.
El melanoma en números.
Datos proporcionados recientemente por investigadores de la American Cancer Society prevén para 2014 unos 76.000 nuevos casos de melanoma en EEUU y el fallecimiento de cerca de 10.000 pacientes como consecuencia de este tumor. Aunque no es el cáncer más frecuente, sí es el que más ha aumentado en las últimas décadas; en EEUU es el segundo tumor más frecuente en varones de entre 30 y 50 años y el más frecuente en mujeres de entre 20 y 40 años. Sorprendentemente, esta tendencia creciente contrasta con lo observado en relación con la incidencia de otros tumores como el cáncer de colon, próstata o mama (en teoría, de más difícil prevención). También la mortalidad global por estos otros tumores muestra una tendencia decreciente que no se observa en el melanoma, aunque su diagnóstico precoz es en teoría más sencillo.
Según el Dr. Pizarro estos datos indican que la prevención del melanoma es aún una asignatura pendiente, con dos grandes retos:
1. Optimizar las medidas de protección solar para evitar las quemaduras solares.
2. Actuar de forma más eficaz y selectiva sobre las personas con mayor riesgo de presentar un melanoma y sobre los lunares con más probabilidades de transformarse en melanoma.
¿Cómo podemos mejorar esta situación?
Si aspiramos a reducir ya (y no en varias décadas) la incidencia y mortalidad del melanoma, según el Dr. Pizarro deberemos intervenir de una manera directa, eficaz y selectiva sobre la población de riesgo y sobre las lesiones de riesgo.
Extirpación selectiva. El ejemplo de los resultados de la colonoscopia y la extirpación profiláctica de pólipos sobre la incidencia y mortalidad del cáncer de colon es alentador. Extirpar lunares preventivamente de forma masiva y sistemática carece de sentido, pero detectar con precisión y extirpar de forma muy selectiva lunares nuevos con atipia elevada o lunares inestables con ganancia de atipia sí puede ayudarnos a prevenir el melanoma y a diagnosticarlo muy precozmente.

Autovigilancia, vigilancia ayudada por familiares y apoyada en controles fotográficos, diagnóstico oportunista por médicos no dermatólogos, vigilancia por dermatólogos y el recurso a la dermatoscopia digital en los pacientes con más factores de riesgo, con más lunares o con lunares más atípicos.
Dermatoscopia digital. Los mapas corporales exhaustivos de lunares con dermatoscopia digital (en nuestro centro hacemos especial énfasis en que el mapeo sea exhaustivo) constituyen un recurso potente y preciso para reducir la incidencia y la mortalidad por melanoma, pero obviamente sus efectos sólo son evidentes en el reducido número de pacientes vigilados con esta técnica a día de hoy. Si esto aún no se ha traducido en una reducción global de estas cifras en el conjunto de la población es porque se trata de una técnica poco conocida, poco implantada y que aún llega a pocos de los pacientes que más se pueden beneficiar de ella.
Protección solar. Para obtener el mayor beneficio de estos productos es muy importante conocer el valor tan sólo “orientativo” del índice de protección solar y reconocer que habitualmente los usuarios de estos productos emplean una cantidad claramente menor que aquella necesaria para alcanzar en nuestra piel el efecto protector que marca el envase. Los índices de protección altos pueden generar en el usuario una falsa sensación de seguridad si el producto no se emplea de forma adecuada.
La tendencia a emplear una cantidad de producto inferior a la recomendada hace aconsejable elegir productos con índice de protección frente a UVB de 20 o superior. El uso correcto de los protectores solares de uso tópico de mayor calidad actualmente disponibles (con filtros frente a radiación ultravioleta -A y -B, y con una amplia gama de presentaciones adaptadas a diferentes tipos de piel, zonas anatómicas y edades) nos puede ayudar a evitar fácilmente las quemaduras solares y debería contribuir a reducir la incidencia de melanoma.
La excelente charla del Dr. Pizarro aporta nuevos puntos de vista para poder prevenir y tratar precozmente esta enfermedad y por consiguiente poder salvar vidas, tal y como se está haciendo con otros cánceres como el de colon y mama. No podemos consentir que la frecuencia del melanoma siga subiendo cuando otros tumores están disminuyendo en frecuencia gracias a políticas de prevención y diagnóstico precoz, estrategias que no se están realizando con personas de riesgo de padecer melanoma. Y la piel es el órgano más accesible del organismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Embarazo e Isotretinoina

LAS CREMAS ANTIENVEJECIMIENTO: ¿CIENCIA O MARKETING?

DERMATÓLOGO MADRID: COMO CUIDAR LA PIEL A PARTIR DE LOS 40. LOS 10 CONSEJOS DEL DERMATÓLOGO