CONFERENCIA EN LA ACADEMIA AMERICANA DE DERMATOLOGIA: “PARA PREVENIR EL ENVEJECIMIENTO HAY QUE COMBINAR Y PERSONALIZAR”

Por tercer año consecutivo he impartido una conferencia de 90 minutos en la “American Academy of Dermatology Meeting” en Miami, congreso que reúne a más de 13.000 dermatólogos de todo el mundo.

La conferencia ha tratado sobre nuestro particular abordaje para PREVENIR EL ENVEJECIMIENTO FACIAL. De este modo hay que manejar la prevención del envejecimiento facial a 5 niveles:

- PROTECCION: Técnicas que protejan la piel de los agentes externos, que básicamente son 3: los fotoprotectores, el acido retinoico y los antioxidantes tópicos


- RECAMBIO CELULAR: Técnicas que ayuden a renovar la epidermis: los peelings químicos y los láseres superficiales.

- INDUCCION DE COLAGENO: Técnicas que promuevan la producción de colágeno, que son 3: los láseres fraccionados, la radiofrecuencia y las sustancias inductoras de colágeno como la hidroxiapatita cálcica.

- CONTROL MUSCULAR: Muchas arrugas de expresión están producidas por la hiperactividad muscular por lo que el uso de toxina botulínica ayuda a controlar esta acción depresora de los músculos faciales

- RECUPERAR EL VOLUMEN PERDIDO: Lo que más nos envejece es la perdida de volumen debido a cambios en la grasa y en los huesos faciales por lo que los distintos rellenos pueden compensar esa falta de tejido. Sólo usamos 2: el ácido hialurónico y la hidroxiapatita cálcica.

Lo fundamental para conseguir resultados NATURALES y prevenir el envejecimiento facial es COMBINAR estos tratamientos en función de lo que cada paciente necesite, pero SIEMPRE HAY QUE TRABAJAR COMO MINIMO EN 3 NIVELES.

Esta combinación de tratamientos requiere una PERSONALIZACION en la evaluación de cada paciente. Por ello el dermatólogo estético debe tener sentido estético y sentido común para utilizar todas estas técnicas de forma prudente y discreta.

La hidroxiapatita cálcica tiene una doble función ya que actúa por un lado como relleno, dando volumen, y por otro lado como inductor de colágeno, produciendo el llamado “llifting sin cirugía” o “lifting líquido”. Esta sustancia nos gusta utilizarla en pacientes a partir de los 50 años.

También presenté unas estadísticas sobre la evolución de las técnicas de estética. En EEUU en los últimos 3 años, a pesar de la crisis, el uso de acido hialurónico subió un 9%, el de botox un 11% y el de hidroxiapatita cálcica un 36%. Según la Academia Americana de Cirujanos Plásticos, en el año 2000 un cirujano plástico pasaba el 90% de su tiempo laboral en quirófano mientras que hoy solo pasa el 20% en quirófano. Ello es debido a que también los cirujanos plásticos realizan técnicas mínimamente invasivas y hoy la tendencia es a operarse menos.

Este abordaje personalizado debe utilizarse tanto para hombres como para mujeres. Sin embargo las técnicas deben utilizarse de forma distinta en función del sexo. Por ejemplo, en las mujeres los cambios en los huesos faciales comienzan a los 25 años mientras que en los hombres no empiezan hasta los 40 años. Esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de inyectar rellenos que puedan compensar esa pérdida de hueso. Por otro lado en la mayor parte de los hombres no se debe tratar con botox la frente ya que el resultado no queda natural. También hay que tener en cuenta la forma de las cejas, que en una mujer tiene forma de ala de gaviota mientras que en los hombres debe tener una forma recta y cercana al párpado superior para mantener una mirada masculina.

En resumen, según nuestro protocolo, para realizar una prevención del envejecimiento facial hay que trabajar a varios niveles, siempre combinando tratamientos de una forma personalizada. No se trata de conseguir el ideal de belleza, sino de hacer sentir bien al paciente. Como decía Picasso, hay que descubrir la belleza de lo imperfecto. Ser bello es sentirse bello. Y los médicos que realizamos dermatología estética debemos saber descubrir el potencial de belleza de cada paciente para ayudarles a envejecer de una forma elegante y discreta.

Comentarios

  1. Doctor, ¡Que artículo más interesante!
    Me preguntaba a partir de que edad se puede comenzar con los «métodos de inducción de colágeno» ¿Se podría empezar a una edad temprana para prevenir o es mejor esperar? ¿Cual sería el adecuado en cada caso y con qué frecuencia han de repetirse?. Un saludo desde Cádiz.

    ResponderEliminar
  2. Gracias! Los tratamientos para inducir colágeno se emplean para mejorar flaccidez como es el caso de la radiofrecuencia y la hidroxiapatita cálcica o para mejorar la calidad de la piel a través de la atenuación de arrugas, imperfecciones o cicatrices como el caso de los láseres fraccionados. La radiofrecuencia suele realizarse una vez al año, los láseres fraccionados como por ejemplo el Fraxel, en función de lo que deseemos mejorar y del tipo de piel del paciente, precisan de dos a cinco sesiones y el efecto de la hidroxiapatita cálcica suele durar de 12-18m. No obstante siempre es preciso valorar a los pacientes antes de poder establecer la indicación terapéutica más adecuada.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Estimados usuarios: Nuestro objetivo con este blog es ofrecer a los pacientes un sitio fiable dónde puedan encontrar información sobre los temas que les interesan o preocupan. Para garantizarles una información relevante, seria y honesta, verificamos todos los comentarios antes de publicarlos. Además, los médicos de nuestra clínica no siempre pueden responder los mensajes de forma inmediata. Y por último, les informamos que los comentarios que contengan cualquier mención a una página web, un nombre comercial o marca no serán publicados.

Entradas populares de este blog

Embarazo e Isotretinoina

LAS CREMAS ANTIENVEJECIMIENTO: ¿CIENCIA O MARKETING?

DERMATÓLOGO MADRID: COMO CUIDAR LA PIEL A PARTIR DE LOS 40. LOS 10 CONSEJOS DEL DERMATÓLOGO