Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

MICROONDAS: LO ÚLTIMO PARA ELIMINAR EL SUDOR

Imagen
Ayer estuve hablando con un amigo dermatólogo americano y me contaba su experiencia con el nuevo sistema Myradry, técnica para eliminar definitivamente el sudor excesivo (hiperhidrosis).
El sistema emite microondas que actúan destruyendo las glándulas sudoríparas con lo que se elimina la sudoración de forma definitiva. Normalmente se necesitan dos sesiones pero muchas personas sólo se realizan una sesión ya que los resultados son muy buenos.
Las ondas microondas son parte del espectro electromagnético y todos conocemos su utilización en los hornos microondas. Estos hornos emiten ondas de 2.5 GHz, mientras que este sistema Miradry emite ondas de 5,8 GHz.
El mecanismo de acción para eliminar el sudor es la destrucción de la glándula sudorípara a través del calor.
Se necesita anestesiar la zona localmente ya que si no la técnica es dolorosa. El tratamiento dura alrededor de una hora. Está indicado para personas con hiperhidrosis (sudoración excesiva) pero también se lo están realizando …

TELEDERMATOLOGÍA

Imagen
Las vacaciones de los dermatólogos definitivamente van a ser diferentes a partir de ahora.
Actualmente me encuentro de vacaciones en Biarritz y he notado algo nuevo en mi periodo vacacional: la teledermatología. Como es habitual he recibido llamadas de amigos, familiares y pacientes que consultan un problema dermatológico. Lo nuevo es que ahora añaden múltiples fotos de sus lesiones. Y adelanto que me parece fantástico.
He recibido este verano fotos de caras, dedos, abdomen, glúteos, etc, con una serie de lesiones cutáneas en niños, adultos, embarazadas y ancianos. He sugerido diagnósticos: eccemas, picaduras, impétigos, herpes, reacciones a fármacos e incluso algún lunar de características malignas que he recomendado extirpar.
El diagnóstico realizado por un dermatólogo a través de una imagen (teledermatología) tiene un alto grado de precisión. En un estudio publicado recientemente por la Universidad de Minnessota en la revista de la Academia Americana de Dermatología demostraba que