miércoles, 30 de noviembre de 2011

CONGRESO EN BERLIN: Rejuvenecimiento Minimamente Invasivo

He estado recientemente en un congreso en Berlin sobre perfeccionamiento de técnicas de inyección en rejuvenecimiento facial.

Me gustó mucho la charla de un cirujano plástico de New york, Michael Kane, que destacaba la importancia de rejuvenecer a nuestros pacientes en 3 dimensiones. Dijo que en los últimos 20 años los cirujanos plásticos se han obsesionado en que el envejecimiento está causado en un 99% por la gravedad, por lo que lo combatían "estirando" provocando resultados no naturales. Demostró que lo que más nos envejece es la falta de volumen producido por los cambios en la grasa y en el sistema óseo de la cara y describió sus técnicas para inyectar acido hialurónico y Radiesse (hidroxiapatita cálcica) en toda la cara, incluyendo zonas como nariz, lóbulo de la oreja, parpados superiores, canal de la lágrima, etc.

El Dr. Kane también destacó que los médicos no debemos buscar en nuestros pacientes resultados basados en un aspecto más joven, sino que tenemos que buscar un aspecto más fresco y saludable.

También se habló del triangulo de la juventud: una persona joven tiene la forma de la cara en V mientras que cuando envejecemos la V se invierte, y tenemos más volumen en el tercio inferior que en el superior. Y esto debe llevarnos a la reflexión de que habitualmente inyectamos toxina botulínica en el tercio superior de la cara mientras que los rellenos los usamos en el tercio inferior de la cara. Es decir ¡Estamos aumentando la V invertida! Por ello para obtener resultados naturales es fundamental inyectar rellenos y estimuladores de colágeno en el tercio superior de la cara: frente, sienes, párpados, canal de la lágrima, nariz, etc. Y también debemos inyectar toxina en el tercio inferior de la cara. De esta forma hacemos que la V no se invierta.

También presentaron estadísticas interesantes. Por ejemplo, a pesar de la crisis las técnicas inyectables de rejuvenecimiento facial siguen aumentando. Se presentó una encuesta para valorar qué porcentaje de mujeres se sentía "atractiva" en distintos países: en Inglaterra solo el 50%, en Francia el 65%, en España el 72% y en Rusia el 88%. Interesante. Presentaron los motivos por los cuales los pacientes se hacían técnicas de rejuvenecimiento: el más frecuente era para estar mejor en la boda de uno de los hijos, y en segundo lugar el divorcio. También describieron técnicas para inyectar Radiesse en cuello y conseguir efecto tensado en esta localización. Personalmente no voy a realizar esta técnica en cuello hasta que veamos la evolución de los resultados en dos o tres años.

jueves, 17 de noviembre de 2011

ALERGIA A LACA DE UÑAS

Esta semana he visto en la consulta dos pacientes que venían con los mismos síntomas. Eran dos mujeres jóvenes que contaban que desde hacía meses tenían brotes de eccemas muy intensos en párpados, cuello y alrededor de la boca. Las lesiones picaban mucho.

En estos casos lo primero que el dermatólogo le debe preguntar es: "¿Cuándo es la última vez que se ha pintado las uñas?"

Hasta un 6,6% de las mujeres son alérgicas a la laca de uñas. Las zonas donde se manifiesta esta alergia siempre son inesperadas: los párpados y el cuello, porque la paciente tiende a extender el producto en estas localizaciones, siendo éstas muy sensibles.

Esta alergia raramente se produce en los dedos o alrededor de las uñas, donde cabría esperar. Esto se debe a que las mujeres se aplican el esmalte de uñas con sumo cuidado sobre éstas, sin tocar la piel que las rodea, pero tocan posteriormente con las uñas pintadas cualquier otra parte del cuerpo, especialmente la cara y cuello.

La sustancia de la laca de uñas que más frecuentemente produce la alergia es la resina de p-toluensulfonamida formaldehído utilizada en la mayoría de las lacas y endurecedores de uñas, pero también se ha descrito alergia a otros compuestos (dibutiltaphlate, metil acrilato y nitrocelulosa).

Nos parece adecuado aconsejar a las mujeres que son alérgicas a esta resina que dejen de utilizar esmalte de uñas en la medida de lo posible, ya que aunque en principio sería suficiente con evitar aquellos esmaltes que presentaran esta resina, muchos productos la contienen a pesar de no describirla en su composición. También es importante realizar pruebas de alergia (pruebas de contacto) con su dermatólogo para confirmar a qué sustancia exactamente es alérgica la paciente.

El tratamiento del brote agudo se realiza con cremas de cortisona, tanto en crema como en pastillas o inyecciones.

jueves, 10 de noviembre de 2011

CONGRESO "BELLEZA SIN CIRUGÍA"

Quería informaros que organizamos el II Congreso Médico sobre "Belleza sin Cirugía" el próximo martes 15 de noviembre en el Auditorio de Unidad Editorial sita en Avenida de San Luis, 25 en Madrid a partir de las 16.00 horas, en colaboración con la revista Yo Dona.

En dicha reunión se analizarán los últimos avances científicos para rejuvenecer sin cirugía de forma discreta y natural, así como el futuro del rejuvenecimiento no quirúrgico. Habrá conferencias sobre lo que los cosméticos pueden conseguir, nuevos usos de la toxina botulínica, el uso 3-D de los nuevos rellenos, los mitos y novedades del láser, las nuevas técnicas para eliminar grasa sin cirugía, las complicaciones de todas estas técnicas, el posible uso de las células madre, etc.

Si quieres ver el programa pulsa aquí: Programa.

Podéis encontrar toda la información en la microsite de nuestra Jornada, donde colgaremos las conclusiones de la reunión y podremos ver al minuto el congreso en http://www.elmundo.es/yodona/ o directamente en: http://www.elmundo.es/yodona/estaticas/especiales/2011/11/cirugia/

viernes, 4 de noviembre de 2011

¿POR QUÉ ENVEJECE NUESTRA CARA?

Con el proceso del envejecimiento facial surgen básicamente dos procesos en nuestra cara: una pérdida de volumen en determinadas zonas, y una mayor actividad de los músculos depresores de la cara.

La pérdida de volumen facial, que es de hecho el factor que más envejece la expresión, se debe a múltiples causas, pero fundamentalmente a dos: la pérdida de tejido graso y la pérdida de hueso.

En relación a la grasa es importante destacar que en la cara se encuentra distribuida en compartimentos. En una persona joven hay una transición imperceptible entre estos compartimentos. Pero a medida que pasan los años estos compartimentos grasos cambian de volumen a ritmos distintos, es decir, envejecen independientemente, por lo que empiezan a aparecer zonas deprimidas, con menos luz. Este hecho anatómico es importantísimo tenerlo en cuenta a la hora de inyectar toxina botulínica o rellenos.

Por otra parte en nuestro esqueleto facial hay cambios sustanciales, con la aparición de pérdida de hueso en determinados puntos anatómicos, con la consiguiente pérdida de volumen. Por ello con los rellenos tenemos que "compensar" esta falta de hueso para impedir esa perdida de volumen.

Los rellenos más utilizados son el acido hialurónico, conocido por su seguridad y versatilidad, y la hidroxiapatita cálcica (Radiesse), que además de dar volumen tiene un efecto "tensor" interesante, cuando se inyecta de la forma apropiada.

El uso de cánulas para la inyección de estos rellenos ha revolucionado la técnica de inyección. Con el uso de cánulas se consigue inyectar el relleno en un mismo plano, y al tener una punta no afilada disminuye la posibilidad de hematomas, inyección intrarterial o daño nervioso, y disminuye mucho el dolor comparado con el uso de agujas.

El uso de estos rellenos mediante cánulas no se limita a la cara, sino que se están describiendo técnicas para su uso en cuello, escote, manos, etc.

Por otro lado la toxina botulínica debe ser utilizada para relajar esos músculos depresores faciales y conseguir el efecto lifting deseado. Se trata de relajar parcialmente la musculatura, no de paralizar, utilizando múltiples puntos de inyección y menos dosis de la recomendada habitualmente, aunque el efecto dure menos. Hoy se busca más la naturalidad que la durabilidad.

El nuevo gel de toxina botulínica, como hemos descrito en un post anterior, será una alternativa interesante para pacientes que rechacen el uso de agujas, tanto para usos cosméticos como para el tratamiento de la hiperhidrosis.