lunes, 28 de febrero de 2011

CONCLUSIONES DEL CONGRESO DE LA ACADEMIA AMERICANA DE DERMATOLOGÍA CELEBRADA EN NUEVA ORLEANS

Acabo de regresar de EEUU y quería compartir con vosotros las novedades que nos han parecido más interesantes en dicho congreso que reúne a más de 17.000 dermatólogos de todo el mundo:

  • En relación al cáncer de piel su incidencia sigue aumentando de forma alarmante, sobre todo en personas jóvenes. De hecho el melanoma maligno es el cáncer que más está aumentando actualmente en el mundo occidental. Además es uno de los pocos cánceres que conocemos su causa: la exposición solar. Se ha destacado la importancia del uso de cremas de protección solar, ya que disminuye las posibilidades de padecer tanto melanomas como epiteliomas.
  • El calentamiento global tiene una serie de consecuencias dermatológicas. Cada elevación global de 2 grados implica un aumento de la radiación ultravioleta de 10 veces. Esto produciría un aumento del cáncer de piel. Por otro lado las primaveras y otoños más largos tienen una serie de repercusiones en la vegetación que produciría un aumento de determinados eccemas y dermatitis de causa alérgica.
  • Es conocida la polémica sobre si no tomar el sol puede ser perjudicial para la salud ya que disminuiría el nivel de vitamina D y este déficit podría producir mayor incidencia de determinados cánceres. Por ello algunos autores recomiendan tomar suplementos de vitamina D. Se presentaron estudios que confirmaron que la toma oral de suplementos de vitamina D no son útiles para prevenir enfermedades cancerosas. Y también se presentaron estudios que confirman lo que defiende desde hace años la Academia Americana de Dermatología: que la fotoprotección no solo no es perjudicial para la salud sino que también previene el cáncer de piel tanto melanoma como no melanoma. El mensaje es que con la dieta normal ya tomamos suficiente vitamina D y que la toma de suplementos de vitamina D sin control médico puede ser hasta perjudicial.
  • En relación a la dermatitis atópica, se destacó su aumento observado en la infancia. Las líneas de tratamiento se basan en la combinación de cremas hidratantes para prevenir y de cremas con cortisona o inhibidores de la calcineurina (Protopic/Elidel) para tratar los brotes. En casos rebeldes se recomienda el uso de corticoides orales y de fototerapia. Se presentó un estudio comparando la eficacia del uso de una crema hidratante corporal cara frente a una crema hidratante corporal de grandes superficies barata, y se vio era absolutamente igual. Por ello el mensaje es que no hay que gastarse demasiado dinero en cremas para conseguir una buena hidratación de la piel.
  • Los angiomas tienen un nuevo tratamiento: el propanolol oral. Se presentaron estudios que confirmaron que el uso de este fármaco hace que los angiomas en niños disminuyan de forma espectacular sin producir efectos secundarios. Este hallazgo lo describieron recientemente unos médicos franceses de forma casual al observar que niños con angiomas que también tener alteraciones cardiacas, razón por la cual les administraron propranolol, evolucionaron con una desaparición de dichos angiomas.
  • Con respecto a la tecnología presentaron dos láseres muy interesantes: un láser para tratar los hematomas u otro para tratar las queratosis actínicas. El láser vascular 595 nm ha demostrado ser útil para eliminar los hematomas producidos por la inyección de rellenos o toxina botulínica. Y el nuevo láser Thulium 1927 es muy útil para tratar las lesiones precancerosas denominadas queratosis actínicas.
  • Se presentaron estudios con distintas toxinas botulínicas del mercado. El resultado fue que el compuesto activo de todas ellas es exactamente el mismo, por lo que los resultados en cuanto a rapidez de acción, duración y efectos secundarios son prácticamente iguales
  • En rejuvenecimiento facial la tendencia es “menos es más”. Ante los resultados cada vez más grotescos que se ven en determinados pacientes se tiende a intentar conseguir resultados “discretos”. Por ello en EEUU tiene ahora gran aceptación la técnica “mediterránea”, que consigue mejorar el aspecto del paciente conservando los gestos y la naturalidad. Para conseguirlo se utiliza toxina botulínica con menos dosis y más puntos de inyección, combinado con ácido hialurónico localizado en planos profundos para recuperar el volumen perdido con la edad. Esta visión 3-D del rejuvenecimiento tiene como consecuencia resultados más elegantes.

sábado, 19 de febrero de 2011

LA MEDICINA AMERICANA

Acabo de regresar del congreso de la Academia Americana de Dermatología que se ha celebrado en New Orleans. En un post posterior os contaré las novedades que he encontrado en dicho congreso. He aprovechado que estaba en EEUU para visitar algún amigo dermatólogo en Minneapolis y en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota.


Cuando uno viaja y vive fuera de España es cuando descubre su propio país. Las particularidades tanto positivas como negativas. También uno se da cuenta que los españoles nos parecemos más de lo que algunos desearían.


¿El nivel de la medicina española es comparable a la americana? Es difícil de contestar. Desde luego los americanos desearían tener las coberturas sanitarias y la calidad de la sanidad pública española. También desearían que los seguros médicos privados fueran tan baratos como aquí. Y desde luego a los americanos les gustaría una medicina no “defensiva” como se realiza en EEUU, donde en ocasiones para prevenir denuncias no se realizar determinadas técnicas o tratamientos, o se realizan de forma innecesaria.


¿Entonces qué hace que cuando una persona con posibilidades económicas de cualquier país acuda a EEUU cuando tiene una enfermedad grave? En mi opinión existen 3 razones: la investigación, la organización y el respeto al paciente.


La mayor parte de los avances científicos diagnósticos o terapéuticos se originan en EEUU. La investigación de hoy es la medicina del futuro y eso los americanos lo saben muy bien. Y cualquier médico en EEUU tiene, además de su parte asistencial, una línea de investigación que hace que su profesión sea más completa. Otro ejemplo es el valor que dan a las bibliotecas en los hospitales americanos, donde tanto sus instalaciones como su contenido asombran a cualquier médico.


En relación a la organización, la medicina americana es insuperable. Todo acto médico está debidamente protocolizado para minimizar los errores y para hacer sentir al paciente más cómodo desde que llega a la clínica, hasta que se va.


Y por último el respeto al paciente. Respeto en cuanto a puntualidad, información, tiempo dedicado a cada paciente, especialización en los tratamientos, y rigor científico a la hora de aplicarlos.


Siempre que regreso cada año de la Academia Americana lo hago con muchas ganas de mejorar nuestra unidad y nuestra práctica diaria y de incorporar nuevas ideas y avances científicos. Y me doy cuenta de que a pesar de las limitaciones económicas de la medicina en España, el nivel de los médicos españoles es muy alto y la calidad asistencial es muy elevada, sobre todo en la medicina pública, y cada vez más en la privada. Prueba de ello es el gran prestigio internacional que tiene la medicina española, con constantes publicaciones en las revistas científicas más prestigiosas del mundo. Y es nuestra obligación como médicos seguir mejorándola.

miércoles, 2 de febrero de 2011

ROSACEA POR CORTISONA


Hoy he visto en la consulta 3 pacientes con el mismo cuadro: rosácea secundaria a la aplicación de cortisona en la cara. En los 3 casos se trataba de mujeres jóvenes que debido a una dermatitis en la cara alguien las recetó una crema con cortisona, la cual aliviaba los síntomas, pero poco a poco se desencadenaba una rosácea corticodependiente.


La rosácea es una enfermedad cutánea de causa desconocida que produce inflamación y enrojecimiento de la piel de la cara. Las personas más susceptibles de padecer una rosácea son las mujeres entre los 30 y 60 años que tienen la piel clara.


Inicialmente, los síntomas pueden ser intermitentes, y se manifiesta como un ligero enrojecimiento que gradualmente cubre las mejillas, el mentón o la nariz. Este enrojecimiento puede aumentar cuando se entra a locales donde la temperatura ambiente es mayor. A medida que progresa, sobre estas zonas de enrojecimiento aparecen granos que en ocasiones tienen pus. También pueden aparecer pequeñas dilataciones de vasos sanguíneos (telangiectasias o cuperosis).


Aproximadamente la mitad de los pacientes con una rosácea avanzada pueden presentar una conjuntivitis.


El tratamiento de la Rosácea depende de los síntomas. Los granitos los solemos tratar con cremas (metronidazol o ácido azelaico), antibióticos orales o isotretinoina oral. Las venitas de la cara las tratamos con láser.


Personalmente el láser que más nos gusta para tratar la cuperosis es el V-Beam. Y los episodios de enrojecimiento facial no suelen mejorar con ningún tratamiento.


Lo que más empeora la Rosácea es el sol y las cremas con cortisona. Por ello hay que evitar la exposición solar y usar cremas de protección solar de forma continua.


En los casos de rosácea por cortisona lo primero es suspender dicha crema y avisar al paciente que durante unas semanas estará peor. Además añadimos alguna tetraciclina e incluso corticoides orales en dosis bajas. Como hidratante solemos mandar sólo agua termal, ya que suelen ser pieles que no toleran ningún cosmético.